Evita las flechas envenenadas

Reglas eficaces y fáciles de aplicar…

Si te interesa el Feng Shui y no sabes por dónde empezar, esta es tu sección. Y si ya has contratado los servicios de un consultor, esta también es tu sección.

Porque aplicando estas reglas fáciles, pondrás en práctica las bases del Feng Shui, imprescindibles para el correcto funcionamiento del resto de conceptos y fórmulas avanzadas.

Basics 3: Evita las flechas

Si habéis leído algún libro de Feng Shui, seguro que ya sabéis lo que son las flechas envenenadas. Para los que no sepan de qué estamos hablando, aquí va una corta explicación. Las flechas envenenadas son formas agresivas de nuestro entorno. Las formas agresivas crean Sha Qi, el chi negativo. Y al igual que la suciedad de la que hablamos en el anterior post, deben evitarse para armonizar el ambiente.

Estas formas agresivas son ángulos prominentes que apuntan hacia nosotros o hacia otros objetos. También pueden ser formas rectangulares muy alargadas. El caso más evidente es el de las vigas del techo. Podemos considerar como flechas envenenadas los ángulos de un pilar, el cambio de nivel del techo, las formas en punta, como esquinas de muebles y paredes, objetos decorativos piramidales o triangulares, etc.

Lo que debemos hacer es intentar que estas flechas no apunten directamente hacia el sitio donde nos encontramos durante un tiempo prolongado. Es decir, evitarlas cuando estamos sentados a la mesa o en el sofá, cuando dormimos, cuando trabajamos,…

También tiene su efecto el hecho de que tengamos muebles u objetos enfrentados por sus esquinas. Por eso es importante pensar bien la distribución del espacio. Pero eso lo dejaremos para otro post.

Quizás os parezca que esta regla carece de importancia, pero en los 14 años que llevo practicando y divulgando el Feng Shui, he conocido a mucha gente que sin saberlo, huye de las flechas envenenadas. ¿Algún amigo vuestro gira un cuchillo o unas tijeras cuando le apuntan a él?, ¿conocéis a alguien que cambie la jarra para que la boquilla no le mire directamente? Pues de eso se trata.

El hecho de que no notemos esta sensación desagradable de forma intuitiva, no quiere decir que no podamos apreciarla. Si practicas Feng Shui pero no percibes las flechas, fíjate de ahora en adelante, en la reacción de los demás y aprenderás a verlas. Seguro que en un restaurante a rebosar puedes observar los gestos de los comensales sin molestar y ya verás, evitar las flechas es más común de lo que parece.

Aquí os dejo unos cuantos ejemplos para ver si encontráis las flechas envenenadas. He marcado algunas, las más evidentes. El resto, os lo dejo a vosotros, ¡a ver qué encontráis!

Bueno, espero haberos servido de ayuda. Para cualquier duda o consulta, escribidnos a…