Mantén tu casa en orden

Reglas eficaces y fáciles de aplicar…

Si te interesa el Feng Shui y no sabes por dónde empezar, esta es tu sección. Y si ya has contratado los servicios de un consultor, esta también es tu sección.

Porque aplicando estas reglas fáciles, pondrás en práctica las bases del Feng Shui, imprescindibles para el correcto funcionamiento del resto de conceptos y fórmulas avanzadas.

Basics 1: Mantén tu casa en orden

¿Por qué es tan importante el orden en Feng Shui? Si eres de esos que sueltan la ropa en el suelo de la habitación y la deja ahí hasta poner la lavadora, esto te sonará más a chino que 風水. Pero os lo aseguramos, el orden en Feng Shui es muy útil. Como ya debes de saber, el Feng Shui trabaja el equilibrio de los ambientes para que nos sintamos lo mejor posible en ellos.

Eso sucede cuando el chi está en equilibrio y fluye bien. Éste debe envolver todo lo que hay en tu casa para renovar el chi de cada objeto y de cada rincón. Imagínate que el chi es como el aire que se pasea entre tus cosas. Y si ese aire tuviera un aroma, impregnaría cada rincón con su fragancia.

Pues bien, cuando dejamos cosas por todas partes o abarrotamos los cajones hasta decir basta, el chi no puede pasar entre nuestras cosas para refrescar su esencia. No es que lo chinos milenarios fueran unos maniáticos del orden, sino que se percataron de cómo la sensación general de un ambiente era importante para el bienestar.

Esa atmósfera que te hace sentir a gusto en un sitio, está formada por el conjunto de todo lo presente… unido por el chi. Por eso, para permitir un buen equilibrio del chi debemos mantener el orden. Del mismo modo, el orden aporta una sensación de sosiego que nos ayuda a descansar y reponernos cuando disfrutamos de nuestro hogar.

También ayuda a concentrarse en las tareas que realizamos en el día a día, y nos ahorra tiempo al evitarnos largos paseos por la casa buscando las llaves, o el zapato que le falta al pequeño para salir a pasear. Del mismo modo, en los lugares de trabajo se mantiene un cierto orden general, para que todos los empleados encuentren el material necesario sin perder el tiempo buscándolo.

Cuando mantenemos el orden, ganamos sensaciones agradables, tiempo para nosotros y espacio, el espacio necesario para que el chi nos de lo mejor de nuestro hogar.

A continuación os dejo un par de ejemplos de cómo un espacio gana con el mantenimiento del orden. En primer lugar, dos mesas de trabajo. ¿En cuál os apetecería más sentaros a trabajar? Y en segundo lugar, dos espacios de almacenaje. ¿Dónde creéis que encontraríais antes lo que buscaseis?

Aunque un espacio no esté decorado, manteniendo el orden, ganaremos en calidad de vida al tener más tiempo y espacio para nosotros.

Bueno, espero haberos servido de ayuda. Para cualquier duda o consulta, escribidnos a…