Mantén tu casa limpia

Reglas eficaces y fáciles de aplicar…

Si te interesa el Feng Shui y no sabes por dónde empezar, esta es tu sección. Y si ya has contratado los servicios de un consultor, esta también es tu sección.

Porque aplicando estas reglas fáciles, pondrás en práctica las bases del Feng Shui, imprescindibles para el correcto funcionamiento del resto de conceptos y fórmulas avanzadas.

Basics 2: Mantén tu casa limpia

En el anterior post os expliqué lo importante que es el orden. Sirve para que el chi se disperse correctamente por toda la casa, impregnando todo lo que toque con su esencia.

Pues bien, del mismo modo, si el chi pasa por espacios con suciedad, la esparcirá cual abeja esparce el polen. Pero el chi de la suciedad es un chi negativo, lo que se denomina sha chi. Y es precisamente el tipo de chi que debemos evitar en nuestros espacios de vida.

Por eso mismo es importante mantener la casa u oficina limpia. Para que el chi de nuestro entorno sea positivo, debemos alisarle el camino, para que no se tropiece con algo indeseable. Será mucho mejor que a su paso, se nutra de otros chis agradables. Una casa limpia y perfumada facilita el tener un buen Feng Shui.

Si dejamos el polvo acumularse, sucede como con el desorden, el chi no puede pasar entre nuestras cosas para refrescar su esencia. Y no sólo se pierde por el camino, sino que además se naturaleza favorable se transforma en desfavorable. Es por esa razón que se aconseja mantener cerrados los baños o los cumideros de ducha y lavabo, así como dejar la tapa del inodoro bajada.

¿Qué implica entonces la limpieza en Feng Shui? En primer lugar, evitar la acumulación de polvo. En segundo lugar, mantener los espacios desinfectados. Y por último, recordar limpiar esos espacios que no se ven o que desatendemos por despiste. Me refiero a rincones como el cubo de la basura, las tuberías de baños y cocina, los altos de los armarios,…

Pero todo este trabajo no es sólo útil para el Feng Shui. También lo es para nosotros, para sentirnos a gusto en casa. A veces, sin darnos cuenta, al descuidar nuestra casa, acabamos no estando a gusto y prefiriendo salir fuera. Por supuesto, salir está muy bien, si lo que uscamos es esncontrar compañía, cambiar de ambiente, disfrutar del aire libre,… Pero no está tan bien si lo que hacemos es huir de un ambiente que nos desagrada.

Es lo mismo que ocurre cuando vivimos en una casa sin buena calefacción, demasiado calurosaen verano, demasiado pequeña o sin luz. Acabamos saliendo para evitar una sensación incómoda, en vez de cambiar las cualidades de nuestro hogar. Pues bien, es ahí donde la limpieza puede ayudarnos. Limpiar es el primer paso para cambiar un ambiente desagradable y convertirlo en un espacio donde apetezca estar.

Bueno, espero haberos servido de ayuda. Para cualquier duda o consulta, escribidnos a…